La Rioja (España)

16 de octubre de 2012

Milpiés o Gusano alambre (Ommatoiulus rutilans)


Los diplópodos son una clase de miriápodos conocidos comúnmente como milpiés, aunque el número máximo de patas no supera las 750, y la mayoría tienen menos de 200; aun así, ningún otro animal posee tantas. El récord lo ostenta la especie Illacme plenipes de California, con 375 pares de patas. Se conocen más de 12.000 especies, siendo uno de los grupos más diversos de organismos terrestres.
Aunque en ocasiones se les confunda con sus parientes los ciempiés, pertenecen a clases distintas. Se diferencian de ellos, principalmente, en que casi todos los segmentos del tronco llevan dos pares de patas, mientras que los ciempiés solo tienen un par por segmento. A diferencia de los ciempiés (quilópodos), carecen de aparato inoculador de veneno, pero muchos diplópodos tienen una hilera de glándulas en los costados que segregan sustancias químicas pestilentes e irritantes cuando son molestados, que pueden producir erupciones en la piel humana; ello puede ir acompañado de actitudes defensivas, tales como enroscarse en forma de bola o espiral. No pican, sólo liberan pequeñas cantidades de cianuro, pero apenas la centésima parte como para matar a un humano, son fáciles de manipular y al contacto solo las personas más sensibles a este químico sufren de enrojecimiento e irritación en la piel, sin embargo no pasa de eso.
Los milpiés son animales de cuerpo alargado y cilíndrico, dividido en muchos anillos  se mueven lentamente, pero sus patas les proporcionan energía suficiente para escarbar entre las hojas caídas y remover el suelo, en busca de plantas blandas o en descomposición, de las que se alimentan. Los que viven en los bosques son importantes recicladores porque devuelven sustancias químicas al suelo para que las plantas vuelvan a utilizarlas. En los jardines y zonas urbanas, sin embargo, ciertas especies están consideradas como plaga. Miden 2-5 cm de largo. Son de color gris, negro, marronáceo o liloso.
La cabeza tiene 2 antenas, 2 mandíbulas y la boca. Cada anillo del cuerpo tiene 2 o 4 patas (los primeros tienen 2 y todos los otros 4). Respiran por tráqueas.
Comen vegetales en descomposición y vegetales en buen estado. Se reproducen por huevos. La hembra pone los huevos en el suelo o entre la madera que se descompone. De los huevos nacen las larvas que mudan la piel 8-12 veces hasta ser adultos. Viven bajo las piedras, entre las hojas o en los troncos en descomposición. Algunos viven en zonas con humedad y otros en zonas áridas pero no pueden sobrevivir a la atmósfera seca que se encuentra en el interior de muchos edificios. Cuando no hay buenas condiciones se esconden bajo tierra. Se mueven lentamente; cuando son atacados se defienden con movimientos rápidos (contracciones).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!

Mariposas más representativas de "LA RIOJA"

Si te gusta este blog; COMPARTELO